8/4/13

Perdóname.






18 comentarios:

  1. -...Soledad y sosiego al mismo tiempo; en la primera se ve otra al fondo, un poco distantes.....anhelando su compañía..
    Me gustan las dos fotos.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  2. Enigmática piedra. Me gusta su solitud y su misterio, Juanjo.

    ResponderEliminar
  3. Ellla, que tanto tiene que decir.

    ResponderEliminar
  4. El enigma de la piedra.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  5. La soledad o el destierro, quién sabe.

    Bonitas fotos, metafóricas ambas.

    La edición, un lujo, como siempre.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. si piedras podrían hablar......
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Muy guapa la escena en su conjunto. Algo que aparentemente podía pasar desapercibido en principio para much@s, lo has bordado con las fotos, el título y la música. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Enigmática y solitária, como no queriendo saber nada de lo que pasa a su alrededor y quedando perdida en medio de la nada.
    Me gustan mucho las dos composiciónes.
    Un abrazo Juanjo

    ResponderEliminar
  9. La primera es como un enfado entre ambos, y la segunda es la más absoluta soledad, no compartida y en donde uno hace Balance de si valia la pena, dejarlo en ese punto tan doloroso.

    Magistral Juanjo... un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  10. Puede que en lo real hasta sea normal desapercibirlo pero en tu foto ese coso blancuzco se vuelve interrogante puro y duro.
    Y la foto es como cualquiera de las tuyas, de maestro

    ResponderEliminar
  11. En algún momento esa piedra tuvo una utilidad relacionada con la casa que se ve al fondo de la primera fotografía. Hoy, posiblemente esa utilidad ya no existe, el vínculo se ha roto por ambas partes, la piedra ya no sirve para nada, pero la casa parece estar en ruinas. La petición de perdón puede ser por haber perdurado como piedra sin casa, de ahí la soledad de la segunda. Un abrazo, Juanjo.

    ResponderEliminar
  12. La primera foto marcando la distancia y la segunda pura soledad.
    Ambas composiciones son estupendas, pero yo prefiero la segunda imagen, la veo más sencilla y más limpia.
    ¿Qué es esa piedra, Juanjo?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Belas fotografias...Espectacular....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  14. GRACIAS he revivido el sitio donde nací aquel sitio inolvidable para mi, era igual de hermoso sus campos verdes se respiraba pureza , gracias mi amigo me gustaron están espectacular las compartiré en todos mis paginas gracias

    ResponderEliminar
  15. Bonitas composiciones y muy buenas texturas.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  16. El perdón es el primer paso para que vuelva a haber un acercamiento entre dos. Una imagen muy simbólica junto con el título. Me gusta la foto y más la idea que transmite.
    Un abrazo, Juanjo !!!

    ResponderEliminar
  17. ¿Y QUIÉN NO TE PERDONA CON ESA SENSIBILIDAD QUE TIENES?...Muy lindas...

    Abrazotes

    Noemí

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos por vuestros comentarios.
    He de decir que estas piedras siempre estuvieron diseminadas por las eras de este pueblo castellano. La simbología es religiosa y donde su agujero central servía para colocar "algún" mastil que sujetase "algo". Hace muchos años algo me dijeron pero ahora ya me picó la curiosidad!
    De pequeño me acuerdo que servían como "mojon" para marcar el trozo de era de cada vecino.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar