20/7/15

Verano





14/7/15

Herreruela de Castillería



Herreruela se encuentra ubicado en el valle de La Castillería y dentro del maravilloso entorno de la montaña palentina. Por el valle discurre un arroyo, del mismo nombre que el pueblo, en el que hubo en su tiempo varios molinos. Rodeado de grandes bosques, este pequeño pueblo ganadero, con sus casas de piedra, muchas de ellas restauradas, sus grandes cuadras y sus calles "salpicadas" de abono y paja, le confieren un aspecto idílico y encantador para el visitante. 




La visita fugaz y a una hora casi prohibida (cerca de las 3 de la tarde) hizo que me encontrase con las calles vacías y el calor apretando de lo lindo. Tan solo pude saludar a unos obreros que trabajaban en la reconstrucción de un tejado...no era yo nadie para quejarme del calor.




Después de deambular un poco por sus calles me prometí una segunda visita, a otras horas claro está, y poder encontrarme con sus gentes. De todos modos fue todo un placer pasear por sus calles.
Desde aquí mando un saludo a todos los "cachizos" (ellas incluidas) de este maravilloso pueblo.



1/7/15

El gallinero de mi amigo y vecino.



Como en un hotel de cinco estrellas, así las tiene mi amigo. Son de raza aviar castellana negra, y comentan que es una raza autóctona en peligro de extinción. Una preciosidad para la vista que contrasta con el color de sus huevos de cáscara dura y de un blanco intenso.
No les falta de nada, piensos naturales a base de maíz y el trigo. Sus comederos siempre llenos de pienso y que muele a conciencia en un pequeño molino eléctrico instalado para dicho uso.




Foto seleccionada en Blipoint para 





Disponen de un patio exterior donde corretear y escarbar a su gusto y una estancia interior entre paredes de adobe la mar de calentita y donde poner sus relucientes huevos.
Todo hecho a la antigua usanza, con mimo, cariño y sin prisas.





El total del gallinero consta de unas veinte gallinas y tres gallos. Uno de ellos que no es de la misma raza, lo tiene apartado porque da "problemas" con sus congéneres macho y así lo pude comprobar. La verdad que el amigo era muy bravo.






Mi amigo saco de su estancia al gallo conflictivo y claro, las riñas no se hicieron esperar osea que de nuevo para adentro amigo. Poco le duró al pobre el "permiso".




Ahí está detrás del cristal observando lo que acontece fuera y claro, con unas ganas de salir que no veas...



23/6/15

La casa de barro



Foto seleccionada en Blipoint para